Santa Cruz Ingeniería se encarga de realizar las tres etapas de la protección integrada y aplicar la estrategia de lucha más eficaz contra las plagas y enfermedades en el olivar. Nuestra estrategia se fundamenta en tres etapas esenciales:

  • La estimación del riesgo o vigilancia. Se realiza un seguimiento según protocolos establecidos, de las poblaciones de plagas y auxiliares, de la fenología y de las condiciones climáticas, evaluando así su situación fitosanitaria y los posibles riesgos. Proporciona la información pertinente para decidir acerca de la conveniencia de una intervención.
  • Criterios de intervención. En el caso de plaga se juzga si existe riesgo para el cultivo o no, y para decidir si es necesario intervenir con algún método de control se sirve del umbral de tolerancia; en el caso de enfermedades la decisión de intervenir se toma evaluando el nivel de enfermedad y los factores climáticos y fenológicos que puedan influir en su desarrollo.
  • La elección del método de protección. Se selecciona aquella estrategia de lucha más selectiva y menos tóxica que minimice los efectos nocivos para el hombre, para las especies cinegéticas, para el ganado y para el medio ambiente en general. Se da prioridad a los medios y técnicas de protección natural, biológica y biotécnica y a métodos específicos de lucha, minimizándose todo lo posible el uso de plaguicidas.

Asimismo, SCI está trabajando en la digitalización del manejo de las plagas y enfermedades en olivar.

By |2019-09-23T11:57:49+02:00septiembre 23rd, 2019|